divendres, 9 d’agost de 2013

"EL IMPLACABLE DETECTIVE MORRISON" Capitulo 11 PELIGRO DESDOBLADO. PEP ROIG



  No era la primera vez que le ocurría, pero tenía la sensación de que el peligro era mayor.  Se sentía perseguido aun sin haber visto figura humana tras él, porque no eran los hombres o sus sombras lo que le preocupaba sino lo desconocido, lo que ignoraba. No obstante, continuó por aquella calle sin alterar su recorrido; ya resolvería cuando fuera inevitable. Pero aquella sensación no le abandonaba, antes al contrario, la angustia de lo misterioso empezaba a ser demasiado molesta. Sin pensarlo previamente, al dar la vuelta a la esquina se metió en un portal a esperar a su supuesto perseguidor. Acostumbrado a situaciones semejantes, el pulso solo se le alteró por la adrenalina que se acumulaba a medida que esperaba descubrir a su acosador, pero no por un miedo que no sentía. No esperó demasiado, pues casi inmediatamente se hizo patente la figura del intruso, que no era tal.
 -"Ah, eres tú", dijo encarándose a la figura que efectivamente era él, el propio detective Morrisson, cuyo celo profesional hacía que en momentos de asueto su espíritu se encarnara de tal modo que por unos instantes Morrisson quedaba desdoblado. 
 -"Estoy harto de que cuando te encarnas te vayas por tu cuenta. Te tengo dicho que debes permanecer a mi lado, no quiero sustos ni malas interpretaciones".
-Por qué me hablas como si yo fuera otro, si soy tú.  Lo digo cada vez y siempre caes en lo mismo. Terminaré por dejarme para siempre y me marcharé a recorrer mundo para conocer otras alternativas. Existe otra vida, además de estar todo el tiempo embutido en el papel de detective. Así mientras tu yo está resolviendo enigmas mi yo yo estaré ligando brasileñas en Hawaii y lugares similares. !Será fantástico!
 El detective Morrisson, esta vez reconoció que su otro yo estaba cargado de razón y que no le quedaba más remedio que aceptar la lógica propuesta de desdoblamiento perpetuo o constante.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada