dimarts, 14 de maig de 2013

"El implacable detective Morrison" (Capítulo 2) Pep Roig



INFORMACIÓN URGENTE 

 La silueta de una mujer exuberante quedó encuadrada a contraluz al abrir la puerta del despacho del detective Morrison. "Disculpe, podría indicarme dónde está el retrete del edificio", inquirió la bella. El detective señaló con un dedo hacia la derecha. La vampiresa desapareció para siempre de la vida afectiva y sexual del investigador. Para olvidarlo, descorchó un botellín de cerveza sin alcohol y bebió la mitad, dejando el resto por si otra mujer exuberante abríera la puerta del despacho y su figura quedara encuadrada a contraluz.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada