dilluns, 20 de maig de 2013

"El implacable detective Morrison" (Capítulo 4) Pep Roig




EL CASO ESPECIAL

 Era un claro caso para el detective Morrison, pues no había en el mundo nadie tan capaz como él para resolverlo. Pero ese día el detective Morrison no estaba para casos. No era cuestión de salud, tampoco que le acuciara otro asunto. Simplemente era uno de esos días en que uno prefiere ir a pescar, emprender un viaje o quedarse en cama. Eso fue lo que hizo el sagaz detective, quedarse en cama y luego ver la tele, hasta que  más tarde decidió levantarse para comer algo y también hacer pipí y caca. Hacer la siesta, volver a comer y acostarse nuevo. El caso del que se hace referencia al principio no se sabe si fue resuelto o no, como tampoco qué caso era. Hay más detectives que se pueden ocupar del asunto, pero esos no aparecen aquí.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada